LAS ENFERMEDADES MÁS FRECUENTES EN VERANO

LAS ENFERMEDADES MÁS FRECUENTES EN VERANO

El verano es una época especial para los más pequeños y todas aquellas personas que se encuentran de vacaciones, ya que disfrutan de estar jugando en la playa, en la piscina o en algún lugar con aire libre, olvidándose un mes del colegio, el trabajo y actividades rutinarias, pero no por eso deben descuidar su salud. En los meses veraniegos es muy común que aumenten con frecuencia determinadas enfermedades.

Las principales enfermedades que se presentan son:

1. Deshidratación

Ocurre cuando el cuerpo no tiene tanta agua y líquidos como debería. Se puede clasificar en leve, moderada o grave, dependiendo de la cantidad de líquido corporal que se haya perdido o que no se haya repuesto. La deshidratación grave es una emergencia potencialmente mortal.

Su cuerpo puede perder una gran cantidad de líquidos a causa de:

-Sudoración excesiva, por ejemplo, a causa del ejercicio en clima cálido
-Fiebre
-Vómitos o diarrea
-Orinar demasiado (la diabetes no controlada o algunos medicamentos, como los diuréticos, pueden provocar que usted orine mucho).

Los síntomas más comunes son: sed, boca seca, orinar de manera poco frecuente, orina con un color amarillo u oscuro, dolor de cabeza y calambres musculares.

¿Cómo prevenir la deshidratación?

Es importante que tomar líquidos de manera diaria, se recomienda consumir dos litros de agua al día. Sobre todo en lugares como Mérida, Yucatán donde las temperaturas son muy elevadas. Evitar el consumo de refrescos y jugos procesados cuando se tenga sed, en lugar de eso preferir agua natural o de alguna fruta de temporada, por ejemplo una rica agua de pitahaya. Esto ayudará a mantenernos bien hidratados.

2. Quemaduras solares

En verano aumenta el peligro de quemarnos, los riesgos van más allá de la piel roja y el dolor en las horas posteriores. La piel es muy sensible al contacto con el sol, además de que tiene “memoria” y tras varias quemaduras, aparecerán arrugas, manchas, envejecimiento prematuro e incluso se puede desarrollar cáncer de piel. El efecto de los rayos solares (UVB y UVA) sobre la piel provoca mutaciones en el ADN de las células de la epidermis, impidiendo que se reparen con normalidad y produciendo así la carcinogénesis.

Hay alimentos que ayudan a proteger tu piel de las quemaduras de sol, a continuación mencionare algunos, junto con una descripción de sus propiedades:

1. Pimientos de colores: procura añadir pimientos en tus preparaciones, cuantos más colores (rojo, amarillo, verde), mejor ya que cada uno aporta distintos antioxidantes. Tienen en común, que aportan vitamina A y retinol.

2. Tomates: cualquier variedad de tomate que añadas a tu dieta te protegerá de las que quemaduras del sol, pero los cherry son los que tienen más concentración de vitamina A y licopeno, que crean una barrera natural que protege tu piel de los daños externos.

3. Sandía: es una de las frutas estrella del verano, su licopeno te protege del sol (es el responsable del color rojo), además mantiene tu piel hidratada por su gran contenido en agua. Es una fruta ideal si estás siguiendo una dieta.

4. Espinacas: sus antioxidantes, combaten los radicales libres producidos por el sol. Ayudan a mantener tu piel suave y brillante.

5. Brócoli: sus antioxidantes ayudan a la piel a combatir los radicales libres, reduce el enrojecimiento y la hinchazón producida por las quemaduras solares. Además, el brócoli te ayuda a proteger tus ojos del sol y frena la degeneración macular.

6. Zanahorias: aportan antioxidantes, sobre todo vitamina A y betacaroteno, que disminuyen los efectos negativos del sol en tu piel, aceleran y mantienen tu “bronceado”.

Recuerda que estimular la melanina (cuya función es protegernos de la acción de los rayos ultravioleta), lleva su tiempo. Si quieres tener un bronceado bonito y sano, hay que ir de poco a poco, de igual manera debes usar protector solar, evitar las horas centrales del día y no olvides llevarte a la playa un smoothie hecho con algunos de los alimentos que he mencionado.

3. Intoxicación alimentaria

También llamada enfermedad de transmisión alimentaria, es una enfermedad causada por el consumo de alimentos contaminados. Los organismos infecciosos (bacterias, virus y parásitos) o sus toxinas son las causas más comunes de intoxicación alimentaria.

Los síntomas de una intoxicación por alimentos varían según la fuente de contaminación. La mayoría de los tipos de intoxicación alimentaria causan uno o más de los siguientes signos y síntomas:

-Náusea
-Vómitos
-Diarrea acuosa
-Dolor y calambres abdominales
-Fiebre

Los signos y síntomas pueden comenzar a las pocas horas después de comer el alimento contaminado, o pueden comenzar días o incluso semanas después. Las enfermedades causadas por una intoxicación por alimentos generalmente duran de 1 a 10 días.

Sabías que…La contaminación cruzada es la que se produce al manipular los productos durante su preparación. Se da cuando un alimento limpio entra en contacto directo con un alimento contaminado. Por ejemplo, poner verduras en el mismo recipiente donde se pone carne cruda. La contaminación cruzada indirecta se da cuando un alimento limpio entra en contacto con una superficie que anteriormente tocó un alimento contaminado. Las bacterias que generalmente se encuentran en los alimentos son eliminadas en su mayoría durante la cocción o el lavado, en el caso de las frutas y verduras.

¿Cómo prevenir las intoxicaciones alimentarias?

A continuación tiene algunos pasos que puede tomar para prevenir la intoxicación alimentaria en el hogar:

Lávese las manos, los utensilios y las superficies de los alimentos a menudo. Lávese bien las manos con agua tibia y jabón antes y después de manipular o preparar la comida. Use agua caliente y jabón para lavar los utensilios de cocina, comida y otras superficies que utiliza el corte.

Mantenga los alimentos crudos separados de los alimentos listos para el consumo. Al preparar la comida o almacenarla, mantenga la carne cruda, aves, pescados y mariscos lejos de otros alimentos. Esto evita la contaminación cruzada.

Cocine los alimentos a una temperatura segura. La mejor manera de saber si los alimentos se cocinan a una temperatura segura es usar un termómetro para alimentos. Puede matar a los organismos nocivos en la mayoría de los alimentos al cocinar a la temperatura adecuada. La carne picada debe cocinarse a 71 °C, mientras que los filetes y asados ​​se deben cocinar por lo menos a 63 °C. El cerdo necesita ser cocinada a por lo menos 71 °C, y el pollo y el pavo tiene que cocinarse a 74 °C. El pescado generalmente está bien cocido a 63 °C.

Refrigere o congele los alimentos perecederos rápidamente. Refrigere o congele los alimentos perecederos dentro de las dos horas de la compra o elaboración. Si la temperatura ambiente es superior a 32 °C, refrigere los alimentos perecederos dentro de una hora.

Descongele los alimentos de forma segura. No descongele los alimentos a temperatura ambiente. La manera más segura de descongelar alimentos es descongelar los alimentos en el refrigerador o el microondas. Verter agua fría sobre la comida también la descongela con seguridad.

Te gustó esta publicación???

No olvides comprtir y recuerda agendar una cita con tu nutriólogo, él te puede ayudar mucho en estas vacaciones para prevenir enfermedades y disfrutes mucho tus vacaciones.

 

Lic. Nutrición Celeste Guadalupe Leyva Arjona / nutriologo2@shop-food.com / www.shop-food.com/Celeste

Haz tu Cita Nutricional
Publicado en Control de Enfermedades y etiquetado .

Requieres cualquier asistencia, contáctanos para ayudarte en lo que necesites

Deja un comentario